AVATARES

Goza el cabello humedecido derramando gotas sobre su espalda.

Aquella excelsa desnudez en tempestad, había convertido la calma.

Bajo su luna de verano es la libertad del viento volando entre sus brazos.

Suculentas curvas que enderezan el horizonte perdido de sus ojos cerrados.

Liban en sus cuellos el placer y en un beso abstergido, tienen al tiempo dominado.

La pasión en lujuria ha convertido este querer y ahora, son presos del sexo amado.

Una rosa bailando en la fuente de su boca y las espinas caen, ya sin sentidos.

Un pañuelo en su cintura y la mejilla, al norte de su ombligo se ha perdido.

Las manos en un muslo y al otro, el lobo hambriento devorando la miel.

Se entrecruzan los gemidos, que acarician los mil y un ríos, bajo la piel.

Se introducen una y otra vez, lamen las cuerdas que en sus cuerpos van sonando.

Danzan en los jadeos, en los acordes perfectos de sus sexos empapados.

Vierten los jugos a doquier mientras florecen en los jardines del paraíso encontrado.

Mil universos de su esencia han llenado y hoy, hasta las musas se bañan en sus lagos.

    

         MEGT Eugenia Tavío

Imagen relacionada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.