Rompen el eterno espacio del tiempo

aquellos silencios dejados en los mares

y quizás, me detengo buscando palabras

escondidas, entre mentiras y verdades.

¿O quizás no?

El agonizante canto del llanto mi sol seca

al hallarte, aguado, en un vals se lamenta,

al saber que estás corriendo en la senda

quizás, en este espeso prado que te aleja.

¿O quizás no?

En la flor de la cima de donde nada sé,

mi ser escala, se rinde a los sentimientos

y en la batalla se sumerge en la tormenta

navegando, entre olas, quizás, incompleto.

¿O quizás no?

Se embebe el alma, se me escapa a solas

          por ser lucero entre las hadas de tu recuerdo

e inconsolable,  en corazón roto me contemplo

y sobre un extrañhorizonte azul, me pierdo.

¿O quizás no?

¡Cruel verso, quizás, en este condenado poema,

que se vierte en ti, manteniéndome inmersa,

insaciable, por respirarte, por volver a amarte

o por morir rielando en el mar de tu Luna llena!

            ¿O quizás no?

 

Imagen relacionada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.