TÓMATE TIEMPO

…Esta es la línea del tiempo donde todo se para

y yo soy la medida que no puede detenerse.

Párate, al fin al cabo, siempre cuentas conmigo.

III

MEGT Eugenia Tavío

 

7ED946C2-37EF-404C-A2A5-FD3E858DE010-831-0000028607E5BAA7

                      Megt Eugenia Tavío

AMANTES

Riela el cielo tras el reflejo

de la torpe y ciega condena,

de esta sorda y sonora inflexión,

que es la eterna nada en la espera.

Intento tocarte, palpar el alma

de está inalcanzable locura

entre mis sábanas de luz de Luna,

más la noche torna siempre oscura.

Como roca que por el viento y la lluvia

está condenada a ser desgastada,

espero, húmeda, en el acantilado

del éxtasis, dispuesta a ser derrotada.

Y cae tras de ti el fuego de la piel

que con pasión quiso besarte

haciendo trizas la noble osadía

de una ley que quiso amarte.

Roto de pena se ha detenido el reloj

y agotada me convierto en su arena,

resquebrajando la sonrisa lánguida

entre erectos pechos y azucenas.

MEGT Eugenia Tavío

 

LA OSCURA OSADÍA DE UN SAXO

Deslizaba su lengua con extrema ternura por su instrumento; en la osadía de sus movimientos era capaz, de mojar en mí, cada sentimiento .

Sus dedos libaban el molde de su cuerpo y se apoderaba del palpitar de mi mar adentro; se sentaba en mis entrañas y ponía mi volcán en movimiento.

La oscura osadía de su saxo se adentraba entre mis piernas sin regreso, enjugaba su son, mientras sorbía entre sus labios, algún poema del viento.

 MEGT Eugenia Tavío

33357393_2032683400324558_6755748686321418240_n.jpg

CAMINO AL AMOR

De “Los Cuentos de Ruth”

…Comenzó a hablar,

-yo no quería desnudarme-,

pero rasgaba mi armadura,

sin piedad, en cada letra…
Megt Eugenia Tavío

descarga.jpeg

Quizás

Rompen el eterno espacio del tiempo

aquellos silencios dejados en los mares

y quizás, me detengo buscando palabras

escondidas, entre mentiras y verdades.

¿O quizás no?

El agonizante canto del llanto mi sol seca

al hallarte, aguado, en un vals se lamenta,

al saber que estás corriendo en la senda

quizás, en este espeso prado que te aleja.

¿O quizás no?

En la flor de la cima de donde nada sé,

mi ser escala, se rinde a los sentimientos

y en la batalla se sumerge en la tormenta

navegando, entre olas, quizás, incompleto.

¿O quizás no?

Se embebe el alma, se me escapa a solas

          por ser lucero entre las hadas de tu recuerdo

e inconsolable,  en corazón roto me contemplo

y sobre un extrañhorizonte azul, me pierdo.

¿O quizás no?

¡Cruel verso, quizás, en este condenado poema,

que se vierte en ti, manteniéndome inmersa,

insaciable, por respirarte, por volver a amarte

o por morir rielando en el mar de tu Luna llena!

            ¿O quizás no?

 

Imagen relacionada

AL SON DEL SEXO

AVATARES

Goza el cabello humedecido derramando gotas sobre su espalda.

Aquella excelsa desnudez en tempestad, había convertido la calma.

Bajo su luna de verano es la libertad del viento volando entre sus brazos.

Suculentas curvas que enderezan el horizonte perdido de sus ojos cerrados.

Liban en sus cuellos el placer y en un beso abstergido, tienen al tiempo dominado.

La pasión en lujuria ha convertido este querer y ahora, son presos del sexo amado.

Una rosa bailando en la fuente de su boca y las espinas caen, ya sin sentidos.

Un pañuelo en su cintura y la mejilla, al norte de su ombligo se ha perdido.

Las manos en un muslo y al otro, el lobo hambriento devorando la miel.

Se entrecruzan los gemidos, que acarician los mil y un ríos, bajo la piel.

Se introducen una y otra vez, lamen las cuerdas que en sus cuerpos van sonando.

Danzan en los jadeos, en los acordes perfectos de sus sexos empapados.

Vierten los jugos a doquier mientras florecen en los jardines del paraíso encontrado.

Mil universos de su esencia han llenado y hoy, hasta las musas se bañan en sus lagos.

    

         MEGT Eugenia Tavío

Imagen relacionada

III

De “Los Cuentos de Ruth”

He recorrido el ciego y largo sendero de la cruda noche,
bajo la fría sombra de los troncos, que emanan del cielo.
He mecido, en las entrañas, el cálido sabor del reproche,
Y llevo, sobre la piel, el dulce olor de aquel abismal deseo.

He robado al sueño la duda, que en el tiempo escondes.
He arañado, al ser, enjugando ensangrentados te quiero.
He naufragado en el océano, donde la verdad se acoge.
He matado al amor, envuelto en la vida de algún infierno.

Me meto en mí, como la Luna riela en millón de colores,
en baldosas de sin razón, en ciegos témpanos de hielo.
En el bosque colgado adormezco la lujuria de las flores,
arropando musas, que en sendas bestias se perdieron.

MEGT Eugenia Tavío

Poema Finalista en “Poetas Nocturnos III”

La imagen puede contener: una o varias personas

SENTIR

Cabalgaré en el horizonte de tu magia

adentrándote entero en mí,

como se adentra el Alba en las mañanas

 bajo la aurora del eterno sentir

MEGT Eugenia Tavío

 

Captura de pantalla 2018-06-17 a las 2.17.05.png

EN EL RECUERDO

De “Los Cuentos de Ruth”

Retozarán los latidos de mis sentidos tras la partida de tu mirada.
Rozarán mis senos las rosas del amor que en tu cuerpo gozaban.
Acariciaré la seda de nuestro lecho sobre el suspiro del alma.
Y entre lágrimas de luna, regresaré al edén en este cuento de hadas.
MEGT Eugenia Tavío

 

La imagen puede contener: una o varias personas y personas sentadas

III-I

De “Los Cuentos de Ruth

He hallado los silencios de aquellos vivos muertos
y he encontrado la llave, de algún viejo secreto.
He desatado la noche en mis aullidos de miedo
y he rasgado al amor, al sentir que no tengo.

MEGT Eugenia Tavío

 

La imagen puede contener: una o varias personas

Imagen

AVATARES

EL AMOR

Llega a ti, como el viento pluvioso, cálido y al azar,
así viene, en el soplo de la lluvia del beso abstergido.
Deleitándose en el aliento de alguna sonrisa al pasar
y aún, sin tomar asiento en el alarido del suspiro,
sobre la esencia que la ardiente piel osa transpirar,
acongoja el alma sin tregua, sin tiempo, ni sentido.
Se adentra en ti, como lo hace el sol en la malvasía,
calentando las entrañas entre los jadeos y gemidos.
Y luego, henchido de sentirse jardín de tus pupilas,
redunda al ser, en la cruda filosofía de sus caminos.

MEGT Eugenia Tavio

 

La imagen puede contener: cielo, crepúsculo, nubes, exterior y naturaleza

TE VI LLEGAR

De “Los Cuentos de Ruth”

Te vi llegar, como cuando llega el ocaso en la lontananza,
pintando el horizonte en los colores de un mar de nubes.
Donde las amatistas se desdibujan, penetrándonos el alma
y a las hadas de los cálidos besos de pasión sucumbes.
Galopante, sobre la firme cuerda que libre entona la calma,
donde la infinita caricia del ciego velo del universo te cubre.
Volando, sobre notas sujetas a pensamientos de amapolas,
en gemidos del arco iris, que del mismo Olimpo resurgen.

MEGT Eugenia Tavío

 

 

La imagen puede contener: cielo, crepúsculo, exterior y naturaleza

LA VIDA

“…Y si me sujeta en los deseos que perturban
la mente entonando el acordeón, que
sujeta los te quiero.
Y si me lleva al Alba en las noches que riela la luna sobre el miedo, siendo lluvia fresca, que torna a las estrellas en la cuna de los sueños.
Entonces, sólo entonces entenderé, que he sido el viento en la Aura dormido en el firmamento y en la llave de sus brazos, de no vivirle, habré muerto.”

MEGT Eugenia Tavío

30653341_2013711332221765_4742327795311443968_n.jpg

REFLEJO

De “Los Cuentos de Ruth”

Era una casa muy hermosa, más de lo que cabe recordar. Siete jardines, siete llaves, para siete paraísos sin igual. Cuando el sol penetraba en la instancia, celoso de aquella celcitud en ella quería quedar. Como jamás, gozaba de la noche en sus días y se resistía, a tener que renunciar. ¡Razón llevaba el astro!, quedaban impresas, como diamantes, al colarse las estrellas tras las grandes vidrieras que hicieron colocar.
Transitaban en la lujuria del Alba, mientras se preguntaban,
cuánto más grande y hermoso podría ser aquel lugar. Qué faltaba en la odisea de aquellos aromas, que en sus jardines ya se podía disfrutar. Se lamentan en el reflejo de unos besos que no pueden alcanzar.
Solo se oía -¡grande, grande!- y aún más la hicieron agrandar. Pero jamás en ningún espacio, en ningún tiempo, para el amor hubo lugar….

MEGT Eugenia Tavío

30726094_2014392988820266_8801624428984139776_n.jpg

CRC con MEGT

 

 

https://m.facebook.com/radiofaro.canarias.1/

2018/07/16/crc-con-megt-hoy-con-jose-lantigua-maria-hernandez-y-julio-cesar-gonzalez-padrón

https://www.facebook.com/radiofaro.canarias.1/?hc_ref=ARTl67hVveYlW-dVaUFUzCSM5DxKkKP1W-XY9wlmo_GF5ZbtDz4UKodghk3PDrvi6Zo&fref=nf

http://www.digitalfarocanarias.com/index.php/2018/07/03/crc-megt-juan-francisco-santana-hector-jose-rodriguez/

 

https://www.facebook.com/profile.php?id=100003765026352&hc_location=ufi

https://www.facebook.com/Hectorjoserguez?fref=mentions

https://m.facebook.com/ForeverLaPalma/?tsid=0.4923197141848241&source=result&hc_location=ufi

https://www.ivoox.com/crc-megt-eduardo-bethencourt-chari-ibrahim-audios-mp3_rf_26612618_1.html

http://www.digitalfarocanarias.com/index.php/2018/06/12/crc-megt-juan-carlos-sancho-adolfo-nathan/

https://l.facebook.com/l.php?u=http%3A%2F%2Fwww.digitalfarocanarias.com%2Findex.php%2F2018%2F06%2F05%2Fmegt-eduardo-garcia-luisa-chico%2F&h=AT0B_FZRwiI_S3RWQ2HOA6BjibK3Yda-ajNpxaAeLunBM7rtzT-1gvlEoF9rSjC0gOXHgcJ1aEoRPmGwWPG_8tpuO_OwHOWK5-E56JP9Vw5sm8x6eGb2neLzxSroLZNwI5B4Mi_RlHS36Rml1vxZ-IPo7SwnAYk

http://www.digitalfarocanarias.com/index.php/2018/05/29/rcc-manuel-diaz-garcia/

http://www.digitalfarocanarias.com/index.php/2018/05/29/rcc-yolanda-graziani/

http://www.digitalfarocanarias.com/index.php/2018/05/21/crc-megt-juan-francisco-santana/

http://www.digitalfarocanarias.com/index.php/2018/05/21/megt-antonio-gonzalez-croissier/

 

Imagen

COSAS DE ASILOS

¿A DÓNDE VAS, CORAZÓN?

POEMAS Y OTROS…

A la Playa, a la laja,

a la arena blanca.

A la luna, al sol

al viento, a la pasión.

A dormirme en los silencios compartidos,

a arroparme en sus sin sentidos.

A dormir,  a despertar,

a cuidar, a soñar.

A quedarme contigo

en tu habitación,

a sudar sábanas doradas,

a hacer el amor.

A sentir los latidos

consentidos,

a empaparme

de tus jadeos

y gemidos.

A la una

a las dos

a parar

el reloj.

Al olor de la piel

que deja el ser,

al saborear el alma

empapada de miel.

A jugar hoy

qué mañana no estoy

¿Sabes tú

a dónde voy?

MEGT. Eugenia Tavío

 

20615861_10211891564398769_3648842463584346806_o

TU SILENCIO

20994135_1908828149376751_2346698732434532522_n

¿Cuántas veces lloverán los versos,
que sin remedio me vieron morir?
¡Cuántos poemas más rotos,
que presos bajo el cielo de París!

Diviso, ataúdes de negra escarcha,
sobre el reloj de arena, envuelto en sal,
en el trigo rojo del verde camino,
por la rota amapola de mi rosal.

Resplandece la eterna locura,
en el sueño de mi estrella fugaz,
siendo segundo, bajo La Luna,
la rauda caricia de la felicidad.

Cincel dorado que apuñala el alma
y resquebraja el llanto de tu partir,
corazón envuelto de frío acero
en la cruel batalla del verbo sentir.

Caigo, como el Dios tras los olivos,
bañando calas en el sin sentido,
y en cada Alba muerdo los latidos
de tu sonora mirada en mi quejido.

En la desazón de tu mar adentro,
me abrazo al verde de tus olas
y en el acantilado de tus besos,
mueren, en tus silencios, mis horas.

 

MEGT Eugenia Tavío.

© Derechos reservados.

DOMINÓ

POEMAS Y OTROS…

Agradezco al mar las fustigadas caricias,

mientras navego feliz en la amarga deriva.

Y la tierra, que por cada dos puños de ella

retoza al hacerme comprender más la vida.

Cambia el viento y me escapo en sueños

dibujando al destino con tu nombre y sonrisa.

Y laceran los miedos las olas que

producen los ciegos besos de Judas.

Se petrifican en llanto los sentimientos

con los que un día bailé en la Aurora.

Ahora juegan a ser fichas de dominó,

cayendo en tu contra, unas tras otras…

MEGT Eugenia Tavío

 

Resultado de imagen de dominó una tras otra